Día 33 - Placas enfoscadas

Construcción STEKO en la Finca

Para esta construcción se ha elegido la tecnología de STEKO por sus cualidades bioclimáticas y por su escaso peso. En la base del edificio restaurado se respetó el modo de construcción tradicional, típico de la zona, barro con piedras, y es difícil averiguar su resistencia estática, de ahí que hayamos elegido un material muy ligero, pero con la estabilidad de una construcción realizada con ladrillos.

Día 1

Día 2

Día 2 - Fijación de las traviesas STEKO

Día 2 – Fijación de las traviesas STEKO

Día 3

Día 4

Días 5 y 6

Días del 7 al 17

Elegimos corcho granulado como material de aislamiento en el interior de los módulos STEKO y aunque ralentice la construcción 5 días más o menos, este material autóctono es ideal para las condiciones bioclimáticas del hogar, debido a sus excelentes características para controlar la humedad y como aislante térmico, permitiendo mantener un ambiente muy equilibrado.

Antes de su aplicación, tenemos que asegurarnos de cerrar todas las posibles salidas para evitar fugas, por lo que antes se instalan las jambas y los tubos corrugados para para la conducción de corriente eléctrica. Además, debido a los fuertes vientos en esta región, se añaden listones estabilizadores  y se fija la estructura con varillas roscadas.

Una vez todo preparado se comienza a añadir y compactar el corcho, con la ayuda de un embudo y una vibradora de compactación respectivamente. Luego se sella con la instalación del zuncho.

 

Días del 17 al 23

Terminar las cumbreras es un trabajo muy minucioso, aunque los módulos Steko facilitan mucho la labor al venir ya con el corte. La cumbrera intermedia, que va a ser también la separación de estancias en la vivienda, no se termina, para tener para los siguientes trabajos un paso. Las varillas roscadas y las escuadras de la viga madre se aplican debido a los vientos fuertes que soplan tan cerca del mar atlántico.

Días del 24 al 33

Después de haber montado la viga madre de 13,5 m. se monta los cabrios y seguidamente la tarima, la primera capa vista del interior del techo. Antes de seguir el techo, se termina la fachada, para proteger las piezas de Steko de la intemperie. Como nos encontramos en un bosque y los incendios ante personas imprudentes son siempre posibles, se ha utilizado para la fachada una placa de material ignífugo (Celenit o Heraklith) montada sobre rastreles para impedir el contacto directo con el material Steko. Esto es muy importante durante los inviernos, cuando la lluvia cae horizontalmente debido a los fuertes vientos del Atlántico.

El siguiente trabajo es enfoscar con cal hidráulica y encalar con cal apagada. Los trabajos se realizan en cadena con dos equipos: un equipo monta los rastreles y coloca las placas y el otro le sigue detrás enfoscando.

Evolución hasta el día 27

Días del 27 al 33